¿A todas estas, cuánto fue tu ahorro?

Esta pequeña reflexión nace de mi día a día laboral, de lo que me sucede a mi en mi negocio y lo que veo que le sucede a mis clientes y amigos. Es muy común para el motociclista Colombiano buscar en internet lo último en accesorios, gadgets, repuestos y muchas otras cosas. Unas veces solo para ver que es lo último que hay, y también buscar quien lo distribuye en Colombia, y otras veces para importarlo directamente, especialmente ciertos artículos que no consigo en el país.

Eh, este producto me cuesta un mucho menos que en una tienda en Colombia, yo mejor lo traigo.

De aquí deriva mi reflexión, sobre la importación de los productos. Es muy común encontrar precios más bajos que en el mercado local, sea por SALES o por cambios de colección. En ambos casos consigues precios diferenciales a las tiendas locales. Es fácil pensar “Eh, este producto me cuesta un mucho menos que en una tienda en Colombia, yo mejor lo traigo”. Pero lo que no se ve es todo lo que se viene detrás de esto, como la certeza de cuanto van a ser los fletes, seguros, o impuestos y aranceles definitivos hasta no tener el producto en tus manos. En el mejor de los casos todo llegará sin problemas.

La realidad es que éstas y muchas otras preguntas no te serán respondidas

Una vez llega a tus manos posiblemente habrás conseguido, tras una espera un ahorro. Pero a veces también empiezan los dolores de cabeza, “No me sirvió la talla”, “No lo se usar”, “quien me da soporte técnico”, “Necesito un visor de repuesto”, “¿y la garantía?” . La realidad es que éstas y muchas otras preguntas no te serán respondidas por el distribuidor o vendedor en Colombia, especialmente porque ellos no tuvieron que ver en la importación de este producto. Como consumidores pueden no estar de acuerdo; pero como dueños de negocio, ¿ustedes lo harían?

Lastimosamente cuando empiezan los problemas de este tipo es común que a pesar de responder muy cordialmente “Lo siento mucho pero no respondemos por productos que no importamos a Colombia” empiecen clientes con actitudes groseras a responder cosas feas, tales como “Usted es un prepotente”  – esta es la última perla de muchas que me han dicho -. Y se terminan enojando porque uno no los ayuda. Algunos incluso amenazando con que se comunicaran con la fabrica a exponer su caso.

Lo que no saben es que los fabricantes protegen a sus distribuidores al igual que sus clientes, por lo que muy cordialmente les responderán: Buenas días Señor Fulanito de Tal por supuesto que su equipo comprado en EBAY, (Amazon, Revzilla, entre otros) tiene garantía internacional, por favor adjuntemos la factura de compra y háganos llegar el producto a nuestras instalaciones en Estados Unidos (Europa, India), ­- la compañía cargará con los fletes locales, pero no los internacionales – te regresaremos la unidad de reemplazo a una dirección local – nuevamente ellos cubrirán el flete local, pero no el internacional – Muchas Gracias. 

Dejaste tu plata por fuera del país, con todas las repercusiones económicas que eso tiene

A esta altura ya se han gastado un par de días más enviando correos, explicando la situación, de pronto llamando a discutir con el distribuidor nacional y también con la compañía en otro país, y un nuevo pago de los fletes internacionales para cambiar el producto. De paso también te saltaste al distribuidor local que cada vez trae menos variedad de productos y dejaste tu plata por fuera del país, con todas las repercusiones económicas que eso tiene.

Solo me queda pensar, si se lo hubieras comprado al distribuidor nacional, en caso de ser un distribuidor responsable, ellos se tomaran el tiempo de revisar el producto, y dependiendo del escenario repararlo o reemplazarlo; he incluso simplemente te darán instrucciones para solucionar tu percance. Si prefiere comprar por fuera, entienda que su garantía y servicio al cliente probablemente también lo sea. ¿Entonces a todas estas, cuánto fue tu ahorro?

Mono

Etiquetado , , ,